CIUDAD DE MÉXICO, 15 de mayo de 2018 /PRNewswire/ — Veuve Clicquot Rosé es la pieza central dentro de la gama de Veuve Clicquot. Pero, ¿sabías que hace 200 años Madame Clicquot innovó y recreó por completo el champagne rosado de la época?

¡La Maison Veuve Clicquot esta de fiesta! ¡MADAME CLICQUOT CREÓ LA PRIMERA MEZCLA DE ROSÉ!

Hace más de dos siglos, los champagnes rosados eran elaborados por coloración, con una mezcla hecha de bayas de saúco. Pero este método de coloración no fue suficiente para Madame Clicquot. Tuvo una nueva visión audaz en la que el color, el sabor y el aroma eran vitales para la calidad, rompió con las normas existentes y volvió a crear el proceso de elaboración del champagne rosado.

Madame Clicquot era muy apasionada de las parcelas de uva de vino tinto de la región Bouzy de Champagne, y ella elaboró su propio vino tinto de la zona. La inspiración llegó, y en 1818 decidió combinar esto con sus vinos blancos. El resultado fue un champagne rosado más fuerte, con un carácter definido. Su talento en la innovación nos dio el primer champagne rosado que se mezcla: ¡Veuve Clicquot Rosé!

EL SECRETO ESTUVO – Y ESTÁ – EN LA MEZCLA

La visión de Madame Clicquot para su champagne rosado era tener un vino con carácter – en sabor, aroma y color. Para lograrlo, la mezcla fue un elemento esencial, un acto creativo.

Hoy Veuve Clicquot Rosé es un claro ejemplo del savoir-faire de la Maison. El maestro de bodega Dominique Demarville y su equipo de expertos seleccionan vinos tintos y vinos tranquilos de excelente calidad provenientes de algunos de los viñedos más codiciados de Champagne, para encontrar los sabores y características que expresan perfectamente el estilo Veuve Clicquot Rosé.

LA MEZCLA
Creado con 50 – 60 diferentes crus, el cuvée se basa en la mezcla tradicional de Veuve Clicquot etiqueta amarilla: 50 a 55% de Pinot Noir, 15 a 20% de Meunier, 28 a 33% de Chardonnay. La mezcla incluye vinos de reserva (30-45%) procedentes de diversas cosechas (5 o 6 generalmente), que garantizan la consistencia del estilo de la Maison.

La mezcla se termina con un 12 a 13% de vino tinto con uvas rojas.

Después de mezclar, el vino se embotella y se envejece durante tres años en bodegas para después ser liberado.

LA DEGUSTACIÓN
El vino tiene un color rosado con atractivos destellos de cobre.
A la nariz es generoso y elegante, con aromas iniciales de frutos rojos frescos que conducen a notas de almendra, albaricoque y brioche.

El acercamiento fresco es seguido por una sensación afrutada armoniosa en el paladar. El vino está perfectamente equilibrado con el mejor estilo de champagne rosado Veuve Clicquot, que combina elegancia y estilo. El vino proyecta su magia: este champagne exquisitamente completo se puede disfrutar como un verdadero manjar. De cuerpo completo y deliciosamente afrutado, con intensos sabores de jugosas fresas y cerezas, Veuve Clicquot Rosé es un estallido de aromas a frutas rojas y la máxima expresión del audaz espíritu de Madame Clicquot.

Foto – http://www2.prnewswire.com.br/imgs/pub/2018-05-11/original/4246.jpg 

FUENTE Veuve Clicquot