NUEVA YORK, 5 de septiembre de 2018 /PRNewswire-HISPANIC PR WIRE/ — En los últimos cinco años, más de 62,000 niños de El Salvador han llegado a la frontera de los EE. UU. sin sus padres. El riesgo de este peligroso viaje, a lo largo de rutas controladas por contrabandistas criminales, supera los peligros que encaran en su país, donde las guerras entre las pandillas MS-13 y Barrio 18 han llevado a que El Salvador tenga el número más alto de asesinatos de niños. Incluso las escuelas no están exentas de violencia. “Tememos las represalias de las pandillas. Cualquier decisión que uno tome y que no les guste, como una acción disciplinaria contra un alumno, puede representar una amenaza”, dijo un maestro.

El gobierno salvadoreño ha realizado innumerables esfuerzos para combatir la violencia dentro de las escuelas con poco éxito. Sin embargo, hoy se perfila un cambio. En reconocimiento de su labor en “crear culturas de paz dentro de las escuelas”, Ilchi Lee, presidente de la Fundación IBREA, recibirá el Premio Nacional José Simeón Cañas por parte del Presidente de El Salvador Sánchez Cerén el 12 de septiembre en el Ministerio de Relaciones Exteriores de San Salvador. La Fundación IBREA es una organización no gubernamental con sede en Nueva York que es reconocida como entidad de carácter consultivo por las Naciones Unidas, cuya misión es empoderar a las personas para que se entiendan mejor, mejoren su motivación y sean más conscientes de sus decisiones y comportamientos de vida.

Desde 2011, la Fundación IBREA ha proporcionado su programa de educación holística especializado en las escuelas de El Salvador, que combina movimiento físico, entrenamiento de resistencia, técnicas de respiración, lecturas y llevar un diario, trabajo en grupo y más. A través de un proceso de manejo de los factores estresantes fuertes sobre el cerebro y el cuerpo, los estudiantes encuentran maneras de enfrentar las difíciles circunstancias de la vida diaria. Laura, una estudiante cuya madre fue asesinada a manos de una pandilla callejera, dijo: “El programa de IBREA me dio las herramientas para aliviar mi estrés, mi enojo, mi resentimiento. Veo a muchos niños a mi alrededor caer en las redes de pandillas. Aprendí que, si no renuncio a mi decisión de tener paz, la gente a mi alrededor tampoco se dará por vencida, así como también la gente que los rodea a ellos. Así es cómo podemos erradicar la violencia”.

El premio al Sr. Lee fue posible gracias al gesto de gratitud de muchos maestros que fueron testigos de la mejora de la seguridad en sus escuelas y de la vida mejorada de sus alumnos. El programa de IBREA ahora alcanza el 25 por ciento de todas las escuelas públicas en El Salvador.

Para conocer más acerca de la Fundación IBREA, visite el sitio http://www.ibreafoundation.org

Logo – https://mma.prnewswire.com/media/736370/IBREA_Foundation_Logo.jpg

FUENTE IBREA Foundation